Pasaje Dimalow

Se accede a él por la estación superior del ascensor Reina Victoria, desde donde se puede observar el antiguo Colegio Alemán y la Iglesia Luterana Alemana del Cerro Concepción.

Es una particular callejuela donde se van engarzando los pequeños volúmenes, bow-windowsy balcones volados, de las residencias que lo bordean. Son viviendas de arquitectura clásica, basadas en el cottage burgués de principios del siglo XX.

El pasaje debe su nombre a Santiago Dimalow, quien en 1867 efectuó obras para iluminar la Plaza de la Victoria.

Calle Almirante Montt / Ascensor reina Victoria